ALERTA DIGITAL:


insult misògin i deslegitimador

Angela Merkel, la fulana sebosa de Soros, critica el veto de Donald

Tiene su país hecho unos zorros y pretende imponer su nula autoridad moral a quienes pretenden evitar que su país acabe como Alemania. Hablamos de la canciller alemana, la repulsiva Angela Merkel, abanderada europea del nuevo orden mundial, quien se pronunció este domingo en contra del veto temporal impuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la entrada en el país de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana, medida que calificó como injustificada.

La sionista Merkel “está convencida de que la guerra decidida contra el terrorismo no justifica que se coloque bajo sospecha generalizada a personas en función de una determinada procedencia o religión”, indicó el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

Además, el funcionario agregó que Berlín “estudiará ahora qué consecuencias tienen esas medidas para ciudadanos alemanes con doble nacionalidad”. Según indicó, la propia Merkel expresó esa posición ante Trump en la conversación mantenida el sábado por los dos líderes.

El veto a ciudadanos de varios países de mayoría musulmana afectará, según el semanario Der Spiegel, al vicepresidente del grupo de diputados atlantistas del Bundestag (Parlamento federal), de origen iraní, Omig Nouripour.

Diputado y miembro de Los Verdes, Nouripour, está entre las decenas de miles de alemanes con doble nacionalidad que, de acuerdo a ese decreto, no podrían viajar temporalmente a Estados Unidos.

La declaración oficial sigue al comunicado conjunto emitido el sábado, al término de ese contacto telefónico, el primero entre los dos mandatarios desde la llegada al poder de Trump y en el que se destacaba la coincidencia en la “importancia fundamental” que ambos dan a la OTAN.

En el texto se mencionaban diversas cuestiones que trataron Trump y Merkel, desde la situación en Oriente Medio, el norte de África, las relaciones con Rusia y el conflicto ucraniano, así como su determinación a cooperar más estrechamente en la lucha contra el terrorismo internacional.

Se destacaba, además, la invitación de Merkel a Trump a asistir a la cumbre del G20, que se celebrará el próximo mes de julio en Hamburgo, y la cursada por el presidente estadounidense a la canciller para visitar Washington, sin concretarse una fecha.

El comunicado consensuado no contenía, sin embargo, alusión alguna al decreto dictado ese mismo día por Trump relativo a los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana ni tampoco a la política migratoria.

Pocos días antes de asumir el cargo de presidente, Trump había tachado de “error catastrófico” la política frente a los refugiados de la canciller, en una entrevista al diario alemán Bild, donde asimismo calificó a la OTAN de organización “obsoleta”.

Articles Relacionats