DOLÇA CATALUNYA:


4 años por lo de Blanquerna. ¿Y por la salvajada a las chicas de la Selección?

MIÉRCOLES, 18 DE ENERO DE 2017• ( 59 )

frase opinativa i amb dosis de sarcasme

Seguro que la justicia será igual para todos.

Setembre 2013: uns joves entren a la llibreria Blanquerna de Madrid. Según el diario Público, permanecen allí “apenas un minuto”, durante el cual “empujan a los asistentes” a un acto cultural que ha organizado el delegado de la Gene, Josep María Bosch, “rompen las lunas del local”, “tiran las estanterías”, suben al estrado del salón de actos, criden “Catalunya és Espanya”, mostren senyeres nacionals y esparcen “gas irritante” que provoca “picor y naúseas” a algunos invitados. Tot sortint se´ls hi encara el diputat de CiU, Josep Sánchez-Llibre y “recibe empujones“. El suceso es filmado y los sujetos son detenidos inmediatamente por la Policía Nacional. Les imatges obren tots els telenotícies de TV3. El diari del Règim informa sin tardar y asegura contundente que “la agresión tendrá menor castigo que beber cerveza en un estadio“. Ayer el Tribunal Supremo condenó a los asaltantes principales a 4 años y 1 mes de cárcel, y al resto a 3 años y 11 meses; todos los afectados deberán entrar en prisión. Dice el Tribunal que cometieron además de delitos de desórdenes públicos y daños, un delito contra los derechos fundamentales al impedir con violencia el derecho de reunión, con la agravante de “motivos ideológicos” al “tener posiciones antagónicas con el movimiento independentista catalán”.

Junio 2016: un coche se acerca a la carpa en la Meridiana en que dos jóvenes atienden una carpa deportiva de “Barcelona con la Selección”. No hay políticos. Sus ocupantes bajan la ventanilla y les espetan: “os vamos a matar a todas”. Minutos más tarde, 5 sujetos a cara descubierta se abalanzan sobre las chicas, las tiran al suelo, las patean, destrozan la carpa, tiren la quatribarrada per terra, le roban el bolso a una de ellas y se dan a la fuga. El suceso es filmado, y las redes sociales se movilizan, haciendo pública la matrícula del coche y hasta la cara de uno de sus ocupantes, ultra del San Andrés y conocido neonazi separatista cercano a la CUP. 36 horas más tarde, TV3 y el diari del Règim todavía no ha informado de la brutal paliza. Els mossos d´esquadra triguen 16 días en detener a 2 personas por la salvaje agresión. Los agresores “no muestran arrepentimiento“, la policía les acusa de “delitos contra la integridad moral, lesiones con la agravante de odio y discriminación, daños y robo con violencia e intimidación“. La fiscalía no pide cárcel y los ultras salen en libertad, de la que disfrutan hasta hoy.

frase opinativa i amb dosis de sarcasme

De ben segur que els srs fiscals i jutges juzgarán pronto a los ultras de la Meridiana, y con el mismo rigor que a los de Blanquerna.

Oi que sí?

Dolça i violenta Catalunya…

Articles Relacionats